Archivo | tejer la vida RSS feed for this section

Capítulo VI Tejesueños, Abrazo aquí

19 Feb

El 14 de febrero pasado hice una pequeña instalación de yarn bombing. Lo hice acompañada de las dos personas que son mi luz y mi corazón: Luna y Rafa (hija y pareja respectivamente). Hoy no tengo mucho que decir más que hay que amar mucho y recordarlo, compartirlo y reír mucho.

Gracias a ambos! Gracias también a Jazz que fue con su marido a tomarse una fotito en la instalación. !Abrazo a ambos!

 

 

20140214_073346

20140214_073917

 

20140214_073529

20140214_073422

 

20140214_073436

 

20140214_073850

 

20140214_074106

 

20140214_074137

 

20140214_074248

 

Tejer para una banquita

20 Sep

Tejimos una cobijita granny para una linda banquita en la plaza principal de Zapopan, en respuesta a la convocatoria lanzada por el Instituto de Cultura de dicha ciudad.

Tres tejonas nos pusimos de acuerdo para participar, una de ellas es Jaz creadora de Mi Bruno. La otra chica es Conny; ambas buenas amigas y afines en este gusto por tejer.

Me dio mucho gusto ver el resultado y la copiosa participación. La plaza lucía diferente, divertida, bonita. Es una de las razones por las que el yarnbombing me encanta, por la oportunidad de intervenir piezas que siempre lucen igual y sin causar daño al mobiliario. El tejido da una apariencia cálida, que invita a tocar, a sentarse, casi a cobijarse.

Foto-05_09_13-19.28.12-2 Foto-05_09_13-19.28.12-7 Foto-05_09_13-19.28.12-12 Foto-05_09_13-19.28.12-6 Foto-05_09_13-19.28.12-15 Foto-05_09_13-19.28.12-18 Foto-05_09_13-19.28.12-11 Foto-05_09_13-19.28.12-20 Foto-05_09_13-19.28.12-57 Foto-05_09_13-19.28.12-41 Foto-05_09_13-19.28.12-25 Foto-05_09_13-19.28.12-22 Foto-05_09_13-19.28.12-36 Foto-05_09_13-19.28.12-30 Foto-05_09_13-19.28.12-43 Foto-05_09_13-19.28.12-44

 

La Casa Feliz

7 Abr

Casa feliz 1 Casa feliz 2 Casa feliz 3 Casa feliz 4 Casa feliz 5 Casa feliz 6

Una casa feliz se convirtió en La Casa Feliz que es la casa de mis padres. Quise escribir de ella y mostrarla porque me parece la muestra tangible de una casa que se construye en el cariño y el gusto de los habitantes. Mis padres, desde que tengo memoria han juntado cada mueble y cada adorno con paciencia y después de mucho buscar el lugar adecuado para echar raíces construyeron esta casa y la poblaron con todos esas piezas bonitas que cuentan historias cariñosas de cada persona que vive ahí o alguna vez vivió, como es mi caso.

Está la colección de platos que son “mi herencia”, las piedras de la escalera que juntamos del río, las artesanías de viajes y viajes a Michoacán, los cuadros bordados por mi madre, las plantas que riega a diario, las puertas y detalles que acompañan el dulce estar en esa casa que sólo me inspira abrigo y protección. Yo no crecí en esa casa, sin embargo le tengo un gran cariño debido a que las personas que más quiero en este mundo viven ahí.

Creo que al final de cuentas una casa feliz es aquella donde uno puede ser tal cual es, esa donde uno abraza y se siente protegido y contento cuando llama a la puerta o abre los ojos y se da uno cuenta donde está: en La Casa Feliz.

La maldición del sueter

26 Feb

2012-09-01 01.44.31

Hace poco me contaron sobre esta la maldición del sueter. A veces los avisos preventivos llegan tarde. Yo tejí una cobijita (una granny-crochet) para regalarle a El Muchachito y más tarde me volví una tejedora más a la que la alcanzó la maldición y la relación terminó.

Paradójicamente he reído mucho y llorado por esta maldición. Es complejo, más que una anécdota de tejedora. La maldición dice que es probable que un regalo que implica tanto tiempo y dedicación conlleven un mensaje de compromiso que abruma al destinatario del regalo. Debo decir que esto lo comprendo, es sólo que no tuve la oportunidad de explicarle a ese Muchachito que la razón por la que tejí para él era muy simple: quería hacer tangible que es parte de mi Hacer más, cada día más en la vida, que como no vivimos en la misma ciudad lo tejía un ratito en mis pensamientos y éste post en mi tumblr lo demuestra. Vaya, sí alguien se abruma por ser querido de esta forma creo que lo de menos es una cobijita.

Creo que no querer sentirse comprometidos con nadie es la verdadera maldición. Las chicas (sin afán de generalizar ningún género) somos dadas a querer sentirnos seguras, ¿eso es tan reprochabe? y los chicos no quieren perder su identidad ¿eso es tan reprochabe? Pero hay que saber bien con quien estás tratando, ningún tejedor de la vida es igual al otro. Nadie somos iguales.

Agrego que para futuras obras Tejesueños: hay que olvidarse de la obra en total, es imposible saberlo todo, pero hay que permitir tejer, cambiar de colores, permitir reagendar cuando la vida te llena de milagros Ser cada punto sin pensar en el nudo final.  Y es que pienso que la maldición de las tejedoras no es otra cosa que una muestra de lo cotidianos que podemos volvernos al olvidar que la angustia de la vida solo desaparece al compartir y el camino a transformarse constantemente es en el amor. (Ah, y no lo digo yo, lo leí en El Arte de Amar de Fromm y no puedo estar más de acuerdo)

Sostengo que no tengo miedo tejer sueños, no por menos me llamo así, ni tengo miedo tejer otra historia, ni otra cobijita, he decidido reírme con la vida de sus bromas, aprender y confiar en los puntos del presente porque del futuro nada sabemos.

 

El Camino del Corazón

18 Feb

Tejer corazones para regalar. Es la forma en que Tejército decidió celebrar el 14 de febrero. Me pareció muy interesante participar con ellos y tejí unos corazoncitos para la causa. Les agregaron unas bonitas notas a cada corazón, los colgaron en un tendedero improvisado en la avenida Chapultepec e invitaban a los transeúntes a tomar uno.

IMG_20130214_182403 IMG_20130214_182428 IMG_20130214_183010 IMG_20130214_182454

Hay una reflexión que surge de todo el ejercicio. Los corazones siempre los tejemos, la técnica y el material dependen de cada quien, también de la intención. Las personas que tomaban los corazones se sorprendieron de la gratuidad y del desprendimiento de quien los obsequiaba. Nada diferente a la realidad cuando se habla de los corazones nuestros, nada diferente a la sorpresa que alguien expresa al ver que puede irse a casa con ese corazón prendido del suyo. Nada distinto cuando habiendo tantos corazones te identificas con el mensaje que uno en especial tiene y decides quedarte con él. Luego venía la pregunta inevitable en un mundo que todo cuesta: ¿no tengo que pagar nada, sólo lo tomo y ya? -sí. Más sorpresa. ¿Por qué sorprende tanto? Un corazón con el que te identificas merece que lo lleves contigo ¿no? Lo mereces. Lo agradeces.

IMG_20130214_182853

En un día de tanta alaraca por el amor y la amistad, la pasé feliz compartiendo, regalando, sonriendo, al lado de mi mejor amigo y con mi corazón muy sano que sabe que El Camino del Corazón es aquél en el que das y todo se multiplica. Aquél en donde todos los aspectos de tu vida toman un brillo diferente o como dice mi madre: cuando todo falla ¿dónde te refugias?: en el corazón; pero si el corazón falla difícilmente lo demás te dará cobijo. Sabia.

IMG_20130214_182539

Quiérote. Capitulo V Tejesueños

24 Oct

Hace poco aprendí que la mejor forma de recibir lo que más se desea es dando en la misma medida.

Hace poco aprendí a querer de forma tal que ahora hay sonrisas en donde no había nada y quiero compartirlo, siento que lo adecuado es dar más y dar a otros.

Veamos que resulta de esta aventura, de este querer y este dar.

Quiérote. Siempre.

El parabús del Gatobús. Capítulo IV

2 Ago

Image

Con cada capítulo Tejesueños me doy cuenta que la vida se teje y entreteje; me doy cuenta que el consejo de Cri-cri en su Atenta despedida de un servidor: “la vida consiste en educar el esfuerzo. Cada día hay que hacer más. Siguiendo el consejo de los viejos, obedeciendo los mandatos de mamá y perdonando torpezas a niños que conocemos. Hacer más, cada vez más, así ha ido el mundo rodando y en sus vueltas aprendiendo, no destruir, ni libros, ni animalitos, ni flores, ni arbolitos esbeltos. Seremos cada vez más ricos, si somos cada vez más buenos. Que aquel que piensa torcido lo perseguirán en el sueño cosas horribles y falsas. Envenenando su tedio.” Es tan cierto por poner el educar el esfuerzo como la unidad básica de la vida. Corona el hacer más, cada día más como el objetivo primordial de la labor diaria; y, acota con reconocer la sabiduría y el perdonar como un ejercicio común, a lo que yo diría que se puede leer como amar más. Se hace más en el amor, se es más sabio en el amor y sólo se perdona en el amor.

Image

El amor y la magia se combinaron en éste capítulo IV, en éste parabús del Gatobús, bonito autobús que te lleva a la persona amada, al encuentro de seres mágicos que quieren reunirse. Hoy más que nunca creo que es posible hacer realidad la labor del Gatobús. ¿Qué es un parabús sino el lugar exacto donde la voluntad y la sincronía se juntan para transportarte a donde quieres ir? Y, para que sea tan mágico como los viajes de la hermosa película de Mi Vecino Totoro y Mei y el Gatobús es necesario vivir en el amor, ir a la casa que amas, visitar a la persona que amas, ir al llamado del amigo que amas. Despertarse por la mañana y amar la labor del día.

Image

¿Qué es un parabús sino la oportunidad de esperar con la certeza de que llegará el medio adecuado para estar juntos? Me quedo con la pregunta-respuesta, agradecida con la vida y el hacer cada día más como mantra con la seguridad que la sincronía actuará de nuevo. Cada día más.

Image

El parabús vestido lleva un tiempo record entre los demás capítulos Tejesueños, tiene ahí desde el 30 de Julio y está intacto, he ido a verlo cada día y la gente se sienta, lo admira lo contempla, he escuchado sus impresiones como autora icógnita y solo sonrío y sonrío. “Estará el tiempo que deba estar” dijo mi querido Le Mat a quien agradezco por aparecer, instalar, brindar y compartir este bonito capítulo.

Image