Quiérote. Capitulo V Tejesueños

24 Oct

Hace poco aprendí que la mejor forma de recibir lo que más se desea es dando en la misma medida.

Hace poco aprendí a querer de forma tal que ahora hay sonrisas en donde no había nada y quiero compartirlo, siento que lo adecuado es dar más y dar a otros.

Veamos que resulta de esta aventura, de este querer y este dar.

Quiérote. Siempre.

Anuncios

El parabús del Gatobús. Capítulo IV

2 Ago

Image

Con cada capítulo Tejesueños me doy cuenta que la vida se teje y entreteje; me doy cuenta que el consejo de Cri-cri en su Atenta despedida de un servidor: “la vida consiste en educar el esfuerzo. Cada día hay que hacer más. Siguiendo el consejo de los viejos, obedeciendo los mandatos de mamá y perdonando torpezas a niños que conocemos. Hacer más, cada vez más, así ha ido el mundo rodando y en sus vueltas aprendiendo, no destruir, ni libros, ni animalitos, ni flores, ni arbolitos esbeltos. Seremos cada vez más ricos, si somos cada vez más buenos. Que aquel que piensa torcido lo perseguirán en el sueño cosas horribles y falsas. Envenenando su tedio.” Es tan cierto por poner el educar el esfuerzo como la unidad básica de la vida. Corona el hacer más, cada día más como el objetivo primordial de la labor diaria; y, acota con reconocer la sabiduría y el perdonar como un ejercicio común, a lo que yo diría que se puede leer como amar más. Se hace más en el amor, se es más sabio en el amor y sólo se perdona en el amor.

Image

El amor y la magia se combinaron en éste capítulo IV, en éste parabús del Gatobús, bonito autobús que te lleva a la persona amada, al encuentro de seres mágicos que quieren reunirse. Hoy más que nunca creo que es posible hacer realidad la labor del Gatobús. ¿Qué es un parabús sino el lugar exacto donde la voluntad y la sincronía se juntan para transportarte a donde quieres ir? Y, para que sea tan mágico como los viajes de la hermosa película de Mi Vecino Totoro y Mei y el Gatobús es necesario vivir en el amor, ir a la casa que amas, visitar a la persona que amas, ir al llamado del amigo que amas. Despertarse por la mañana y amar la labor del día.

Image

¿Qué es un parabús sino la oportunidad de esperar con la certeza de que llegará el medio adecuado para estar juntos? Me quedo con la pregunta-respuesta, agradecida con la vida y el hacer cada día más como mantra con la seguridad que la sincronía actuará de nuevo. Cada día más.

Image

El parabús vestido lleva un tiempo record entre los demás capítulos Tejesueños, tiene ahí desde el 30 de Julio y está intacto, he ido a verlo cada día y la gente se sienta, lo admira lo contempla, he escuchado sus impresiones como autora icógnita y solo sonrío y sonrío. “Estará el tiempo que deba estar” dijo mi querido Le Mat a quien agradezco por aparecer, instalar, brindar y compartir este bonito capítulo.

Image

Te encontré. Tejesueños capítulo III

12 May

Image

Image

Image

Después de varios días de tejer, noches, traslados en camión, tren, autobús, auto, sentada en la sala, en la cama, en la sillita de mi escritorio; después de tantas canciones que siempre me acompañan, de pláticas que acompañaba con tejido de fondo y algunas series de tv de fondo cuando ya era muy noche… terminé de tejer estos suetercitos para los pivotes de la muy conocida calle Chapultepec en Guadalajara. El camellón es un lugar muy bonito para pasear, recién remodelado y muy concurrido los sábados, por eso escogí este lugar.

Image

Uno de los deseos más grandes que tenía era que Luna mi hija mayor me acompañara a ponerlos, que se divirtiera tanto conmigo, que fuera mi cómplice. Feliz se levantó tempranito conmigo, platicamos en el camino, ella escogió la esquina que intervendríamos, lo hizo por una razón muy sencilla, porque ahí estaba un corazón. Éste el de la foto. Gracias, linda Luna. Ya luego, solo reímos y vestimos…

Image

Image

Image

Image

Dejamos unos recaditos en cada pivote para que se unan los Tejesueños que pasen por ahí y les gusten las piezas. “Te encontré” dicen. Te encontré.

Image

Image

Image

Image

Ha sido por mucho una de las mejores mañanas que he pasado. Me gusta pensar en las horas invertidas, en las lágrimas que he secado y las sonrisas que he tejido en cada pieza. Espero que alguien encuentre el recadito, lo entienda, sonría también y diga: Te encontré.

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Gracias Luna por tu luz. Soy muy feliz a tu lado. Ésta es mi pieza favorita, la del corazón obviamente.

Image

Cobijita para un árbol, Tejesueños capítulo II

19 Mar

Puntual a la cita del Picnic Graffiti Crochet llegué al parque rojo para dar inicio a la intervención. Poco a poco las personas fueron llegando. Fue una gran experiencia, divertida, de mucha plática, risas, aprendizaje y con un resultado más que satisfactorio. Gracias a todos los que participaron. Espero que tuvieran una buena vivencia tanto como yo la tuve. También espero que el arbolito esté contento de tener nuevos colores a parte de su belleza natural. Me doy cuenta que es muy agradable compartir con los demás los sueños de Tejesueños y como nota muy personal el hacer cosas constructivas con mi tiempo y mi intención.

Gracias a todos!!

Imagen

picnic graffiti crochet

12 Mar

picnic graffiti crochet

Éste próximo domingo tenemos una cita en el Parque Rojo, ubicado en la ciudad de Guadalajara en las calles Federalismo y Juárez. El evento se realizará en el marco de la Vía Recreactiva. Estaremos desde las 9 de la mañana hasta las 2 de la tarde.

Si es posible puedes llevar materiales para tu pieza, sin embargo si no sabes que llevar contaremos con material para tejer. El evento es gratuito y es para todas las edades. 

Queremos realizar una pieza como la que se muestra en este post sobre graffiti crochet, la tercera fotografía.

El objetivo es compartir, celebrar el domingo y el crochet.

Saludos!

Musicalizar un domingo

27 Feb

Hace una semana tuve una magnífica visita en casa. Tristemente notó de inmediato que hacía tiempo que no usaba mi teclado. Realmente me dio pena, no por lo que pensara de mí mi querido amigo, sino conmigo, por no darme el tiempo para hacerlo, de tomar por lo menos 30 min. al día, (siempre toco más tiempo, la obsesión me sobra) el hecho es tener más que la intensión, darme permiso. Ya que él se sentó a tocar y por que platicamos ampliamente sobre música, el teclado quedó conectado y listo.

Unos días después mi amigo me preguntó si había tocado, supongo que adivinando que me ganarían las ganas y así había sido ese día, lo que no supo es que seguí tocando y hoy domingo me tomé un buen rato, postergué otras cosas por tocar y para demostrárselo gravé un breve ensayo.

Confieso que me encantaría verlo cuando lo vea. (En fin, imaginaré tu sonrisa.)

el 14 de febrero para una Tejesueños

23 Feb

De nuevo tomé mis hilos y mi gancho para tejer. La idea ya la teníamos desde antes en Tejesueños, celebrar (por así decirlo) el 14 de febrero. No es por pose inmediata o desdén prefabricado que no creo en la “magia” de tal día. Acepto a quienes lo viven tan románticamente, pero a decir verdad  lo hago sin comprenderlos.

Yo siempre celebro que un día como este pero de 1994 entré a la preparatoria y conocí a mi mejor amiga de toda la vida, Carolina y los que por mucho tiempo fueron mi contraparte. Iván, Caro y yo nunca olvidamos tal día. Nos lo festejamos internamente. Porque los encuentros hay que celebrarlos, la cuestión es que hay que hacerlo a diario. El día sólo es pues, un pretexto.

Así que con tal pretexto y tal sueño de Tejesueños, tejí 4 pares de corazones, al final los uní con una trencita del mismo estambre y me dispuse a colgarlos por la ciudad. ¿Donde? en algunos cables, con la idea de emular los tenis que la gente cuelga en los cables, que cosa a parte siempre me han parecido fabulosos, intrigantes, desde niña.

La instalación, (pretexto para otro encuentro, debo confesarlo)  fue todo un éxito, divertida, de muchas risas y al término de ella el abrazo. Eso no estaba planeado pero fue una ganancia, la mejor forma de celebrar los encuentros de la vida.

Dejé pasar unos días para ver que sucedía con las piezas instaladas, la que muestro primero está fuera de la escuela de mi hija, para que la viéramos cada que la llevo, la del parque (la más querida) sigue ahí a la sombra de los árboles. La foto borrosa es fuera de mi casa, quise conservar esa foto porque es de mañanita, a las 7 am, así luce aún, emborronada como un sueño. Y la última es en la Rambla Cataluña, ya no está, alguien amablemente se la llevó. Gracias a ese Fulano que la puso.