Tag Archives: tejer la vida

Te encontré. Tejesueños capítulo III

12 May

Image

Image

Image

Después de varios días de tejer, noches, traslados en camión, tren, autobús, auto, sentada en la sala, en la cama, en la sillita de mi escritorio; después de tantas canciones que siempre me acompañan, de pláticas que acompañaba con tejido de fondo y algunas series de tv de fondo cuando ya era muy noche… terminé de tejer estos suetercitos para los pivotes de la muy conocida calle Chapultepec en Guadalajara. El camellón es un lugar muy bonito para pasear, recién remodelado y muy concurrido los sábados, por eso escogí este lugar.

Image

Uno de los deseos más grandes que tenía era que Luna mi hija mayor me acompañara a ponerlos, que se divirtiera tanto conmigo, que fuera mi cómplice. Feliz se levantó tempranito conmigo, platicamos en el camino, ella escogió la esquina que intervendríamos, lo hizo por una razón muy sencilla, porque ahí estaba un corazón. Éste el de la foto. Gracias, linda Luna. Ya luego, solo reímos y vestimos…

Image

Image

Image

Image

Dejamos unos recaditos en cada pivote para que se unan los Tejesueños que pasen por ahí y les gusten las piezas. “Te encontré” dicen. Te encontré.

Image

Image

Image

Image

Ha sido por mucho una de las mejores mañanas que he pasado. Me gusta pensar en las horas invertidas, en las lágrimas que he secado y las sonrisas que he tejido en cada pieza. Espero que alguien encuentre el recadito, lo entienda, sonría también y diga: Te encontré.

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Gracias Luna por tu luz. Soy muy feliz a tu lado. Ésta es mi pieza favorita, la del corazón obviamente.

Image

tejer, dibujar y musicalizar la vida

2 Feb

Ésta es la bienvenida a este espacio.

Me doy la bienvenida porque hoy soy una nueva persona a la de ayer, a la de hace un minuto. Éste es mi jardín secreto que lanzaré en unos días más. Por lo pronto vengo aquí a regalarme un tiempo, disfrutar la brisa, el viento, las flores de mi jardín. Como el jardín del Castillo Vagabundo al que se llega por una pequeña puertita y al abrirse se extiende un campo hermoso, con un  estanque y muchas flores. Katya dijo un día: cuídate para que seas un hermoso jardín que podamos disfrutar. Eso estoy haciendo y estoy feliz.

Bienvenido.